Luciana, nuestra inspiración

Luciana Tovar Gómez. Su legado: la inspiración y la motivación para apoyar, educar y acompañar la población con síndrome Down.

Nuestra historia

En su segundo embarazo a Alejandra Gómez Giraldo le dijeron que su bebe venía con Síndrome Down. Ella poco conocía sobre esta condición y su primera reacción y reflejo fue pensar que quizá había un error. Ella no entendía por qué y no sabía como asumir esta noticia que cambiaría su vida y la de su familia.

Después de la negación inicial y de la preocupación natural que esto causa, Alejandra, Andrés su esposo, su hijo Martin y su familia comenzaron a preparar ese hogar que acogería a su bebe a quien bautizaron Luciana.

Durante los siguientes meses de embarazo fueron muchos los interrogantes y las inquietudes, las lagrimas, la tristeza, el dolor, la rabia pero no por que Luciana llegaría a este mundo con síndrome Down sino por el desconocimiento y la ignorancia de como sobrellevar y hacer lo mejor posible para acompañarla en su vida.

A Luciana además del síndrome Down le diagnosticaron, estando aún dentro del vientre, una deficiencia cardíaca, Cardiopatía: una enfermedad que le afectó su corazón. Durante el embarazo Alejandra tuvo diferentes complicaciones ya que Luciana no estaba recibiendo suficiente oxigeno lo que le causo una hipertensión gestacional.

Un embarazo de riesgo

Los médicos, dado el riesgo del embarazo, le aconsejaron a la familia abortar. Y pese a esto y a todas las complicaciones ya mencionadas, Alejandra y Luciana se aferraron a la vida. Juntas lucharon durante esos meses de gestación.

Gracias al apoyo de la familia y de muchas personas que las acompañaron durante este difícil camino, con sus buenos deseos y sus oraciones y contra todo pronóstico, Luciana nació el 27 de junio del 2017. Ella llego a este mundo para dejar su legado.

Pero al poco tiempo de nacer la salud de Luciana comenzó a deteriorarse y se hacía cada día más frágil. Fueron muchas las intervenciones medicas, los días en el hospital, los tubos, las inyecciones. Fueron días difíciles y a pesar de eso Luciana siempre se mostro valiente, paciente y sonriente.

Diez meses y once días

Fueron diez meses y once días en los que Luciana pudo compartir con sus seres queridos su mirada, sus sonrisas, su fortaleza,  su vida hasta que un día, su ultimo día ella sufrió un paro cardiaco y en el abrazo de su madres su corazón dejo de latir.

Pero fue ese mismo corazón que inspiro y motivo a Alejandra a seguir luchando por otros bebes, otros niños y niñas, otras personas con síndrome Down. Y es así como Luciana se convierte en legado, en inspiración, en el motor de amor para ayudar a otros.

Así es como nace la Fundación Luciana Tovar Gómez  y se convierte en una entidad sin ánimo de lucro que busca ofrecer una alternativa a la exclusión social y a la discriminación que sufren las personas con síndrome de Down. Promover la inclusión, la integración y el acceso a todo su abanico de derechos, así como a través del apoyo a quienes lo necesitan es su principal misión.

FUNDACIÓN LUCIANA TOVAR GOMÉZ, ENTIDAD SIN ÁNIMO DE LUCRO QUE ATIENDE, ACOMPAÑA Y EDUCA A UNA POBLACIÓN CON SÍNDROME DOWN.

Somos una entidad de apoyo que busca educar a la sociedad sobre el síndrome Down, educar y acompañar procesos que nos permita entregar personas útiles a la sociedad, mejorar su futuro y el de sus familias. Nuestro propósito es entregar a esta población herramientas para la vida.  Educar, inspirar, apoyar y acompañar.

Nuestra propuesta de valor:

  • Tener la oportunidad de educar para generar un cambio de mentalidad y unos paradigmas que se tienen sobre la población Down. ¡Derribar mitos!
  • Tener la oportunidad de que más personas contribuyan al cambio y el futuro de esta población, brindándoles mejores oportunidades.
  • Incentivar la participación y el apoyo de diferentes entidades y personas para lograr el objetivo final, mejorar vidas.
  • Crear una cultura donde queda la buena sensación de contribuir, compartir y ayudar al cambio.
  • Enseñar, motivar, inspirar y hacer realidad la inclusión de la población Down en la sociedad.
  • Acompañar a las madres gestantes para abrazar la decisión y aceptar su hijo (a) con síndrome Down.
  • Concientizar, sensibilizar.
  • Entregar herramientas para que la población Down pueda tener oportunidades y ser aceptados en la sociedad. Que puedan tener autonomía.
  • Seguir trabajando y respondiendo a los reconocimientos y premios hasta ahora otorgados.
  • Ser una entidad de confianza, transparente. Genuina, real. Expertos en el amor.
  • Trabajar por el respeto a la vida, a la vida diferente.

«No es sólo una cuestión de calidad de vida, sino de igualdad de oportunidades»

Deja un comentario